Paisajes: las calderas

Fuente: El Lenguaje de la tierra
Javier L. Gil León
Claudio J. Moreno Medina
Nicolás F. Martín Cabrera

 

Numerosas son las calderas o calderetas que se localizan en Tinajo. Por su propia morfología, el cultivo en ellas muchas veces puede pasar desapercibido. Sorprende asomarse a sus bordes y encontrar el terreno domesticado. De la boca del volcán hoy no nacen lavas, sino muros, chozas, corrales, enarenados, bancales circulares y cultivos. No son sólo abrigos naturales sino que su condición de cuencas endorreicas hace que en su fondo se acumulen tierras fértiles, resultado del lavado de sus laderas. Y cuando las lluvias son abundantes, se forman lagunas temporales en su interior, que dejan humedad mucho tiempo después de haber desaparecido. Es la domesticación del último rincón salvaje.

Anuncio publicitario
Categorías: Tinajo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: