D. José Fránquiz Méndez


Fuente: Los Alcaldes de Tinajo (1803-2003)

Por Inmaculada Rodríguez Fernández

Era natural de la Oliva (Fuerteventura), donde nació en 1830, hijo de D. Carlos Fránquiz y de doña María Méndez, ambos naturales de la Oliva.
Se casó con doña Fernanda Gil Déniz, natural de Antigua (Fuerteventura). Con ella tuvo siete hijos: Juan Pedro, Mª Jesús, Carlos, Faustina, Dolores, Fernando y Amístelo.
Falleció en Tinajo el 14 de junio de 1890, a consecuencia de un cólico bilioso, cuando contaba con 60 años.


El acta de su defunción fue inscrita en el archivo parroquial a tiempo, pero en el municipal no lo sería hasta el 19 de julio de 1913, es decir casi 23 años después de haberse producido su fallecimiento. D. Julián Pío Hernández, vecino del pueblo y propietario, dirigió un escrito al Juzgado municipal solicitando que se instruyera expediente para justificar su fallecimiento e inscribirlo en el Registro civil del Juzgado por cuanto no lo había sido oportunamente. Como pruebas para justificar la defunción ofrecía, además de la testifical, la documental, aportando la certificación parroquial.
El señor Fránquiz Méndez accedió a la alcaldía en 1869, cuando contaba 39 años.
Tomó posesión, y juró como nuevo alcalde, el 15 de enero de 1869. Le acompañaban en el consistorio los siguientes señores:
Primer regidor: D. Eusebio Cabrera Vega.
Segundo regidor: D. Francisco Cabrera y Cabrera.
Tercer regidor: D. Agustín Tejera Sanabria.
Cuarto regidor: D. Manuel Cabrera Vega.
Quinto regidor: D. Juan Agustín Acuña.
Sexto regidor: D. Manuel Cabrera y Tejera.
El 20 de agosto de 1871, D. José Fránquiz manifestó a los compañeros de corporación que se hallaba padeciendo una enfermedad crónica, que a ellos debía constarles era cierto, porque varias veces le habían visitado cuando se encontraba postrado en cama. Había consultado la enfermedad con algunos facultativos de medicina que le habían aconsejado lo indispensable que era el que mantuvie¬ra reposo, además de administrarle algunas sustancias medicinales. La administración que se hallaba a su cargo le imposibilitaba totalmente para su cura. Solicitaba ser reemplazado por el primer regidor. Cuando se restableciera ya volvería a tomar posesión de su cargo. La corporación no tenía dudas sobre su enfermedad y por ello accedieron a darle de baja, haciéndose cargo de la alcaldía el primer regidor, D. Eusebio Cabrera Vega, hasta que el propietario se mejorara de sus padecimientos.
El 1 de octubre de 1871 la corporación municipal dis¬puso pasar oficio al señor Fránquiz para que se presentara al desempeño de su cargo de alcalde si se había mejorado de sus achaques y si no era así se sirviera acreditarlo para poder solicitar ante la Diputación provincial la elección del que debería reemplazarle.
D. José Fránquiz no volvió a ocupar la presidencia.

Categorías: Alcaldes s. XIX | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: