Caldera Blanca y los «islotes»

Fuente: Geografía de Canarias
Ed.Interinsular Canaria. 1988

12-aire

 

La parte occidental del municipio de Tinajo se encuentra parcialmente invadida por los materiales de las erupciones históricas, por lo que un sector del mismo se encuentra incluido en el Parque Nacional de Timanfaya y en el preparque. Sin embargo, no todo quedó cubierto por las lavas, sino que algunas áreas más elevadas no se vieron afectadas por este revestimiento; son los llamados «islotes».

El accidente más destacado del término es Caldera Blanca, denominada así por el color blanquecino que le dan los liqúenes; probablemente se trata de la caldera explosiva mayor de Canarias; corresponde a la Serie III, por lo que se encuentra muy bien conservada. Es un cono compuesto por un cráter circular de 1.200 m. de diámetro y 150 m. de profundidad media. La máxima altura es de 458 m. en la parte Sur; adosada a ésta se encuentra otra caldera casi lineal cuya elevación mayor es Pico Marichuelo. Las lavas de este volcán llegaron al mar, pero sólo se encuentran al descubierto en los «islotes», pues la mayor parte de las mismas quedaron cubiertas por las lavas históricas. En sus alrededores se produjeron dos emisiones en 1824, la del Volcán Nuevo y la del Tinguatón, este último con abundante emisión de agua.

Si bien hacia el Sur de Montaña Blanca se abre un amplio valle intercolinar, en dirección al mar esta área es una pendiente con las irregularidades propias de las corrientes de lava, que aún la erosión no ha modificado. Los «islotes» continúan utilizándose para el cultivo en algunos lugares, aunque cada vez menos, como en el de Las Casas, Cho Gregorio, Aljibe Blanca, etc. Los más cercanos a la costa están cubiertos de tabaibas y demás plantas xerófilas del piso basal, donde contrastan las manchas verdes y más claras, con las negras lavas recientes que las rodean.

La costa es bastante rocosa y accidentada como corresponde a una zona de intrusión de lavas recientes, en un mar donde el oleaje es muy intenso. En la playa de La Madera existió un intento de urbanización, para la que se construyó una pista de acceso, luego prolongada hasta la playa del Volcán Nuevo. En la zona de contacto entre los materiales recientes y los de la montaña de Ténezar se ha formado un pequeño grupo de casas autoconstruidas junto a la punta de Alonso, en Trasténezar.

Categorías: Datos geográficos | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: