Pregón de San Roque (Tinajo) 1993

POR AUTOR DESCONOCIDO

Hace veinte años podíamos escuchar:

“Hoy es 16 de Agosto, hace mucho calor, acabamos de llegar de la Iglesia donde hemos oído la misa y hemos acompañado a San Roque por su paseo anual al aire libre. Le sienta bien, parece que su cara se alegra al ver la luz del sol, no es Santo de quietudes y lo demuestra su atillo y el perro que le acompaña, se nota que paseando entre nosotros recuerda su historia de caminante de pueblo en pueblo, haciendo el bien por donde quiera que pasaba.

Bueno, pues tanto hablar de ejercicio me ha abierto el apetito de una forma que espero que mi mujer tenga preparado ya el puchero con la carne, las verduras, las garbanzas y las papas, se me hace la boca agua solo de pensarlo, vaya buscar a los chicos, que hoy comemos todos juntos, en familia, como Dios manda.

Esta tarde no trabajo, me echaré la siesta para estar fresco porque esta noche hay baile en La Plaza y el cuerpo necesita descanso para poder amanecer con los tocadores….. está buena la fiesta….. “.

De esta forma tranquila sana podía pensar cualquiera de los vecinos de este Municipio de Tinaja hace unos años. Hoy en día la vida es más acelerada y las personas nos paramos menos tiempo a pensar sobre las cosas que son cotidianas, pues las hacemos automáticamente y a toda prisa, perdiendo por lo tanto el placer de realizar las pequeñas acciones que son las que realmente pueden dar sabor a la existencia.

No se trata de volver atrás, el tiempo camina y nosotros con él, pero creo que resulta necesario que nuestros hijos sepan también lo bueno que está un puchero el día de San Roque, comido en familia, y lo divertido que puede resultar ir a la fiesta, sin necesitar de la ayuda de ninguna sustancia que nos de marcha para ello; podemos ser sanos de cuerpo y de espíritu y reírnos con la vida.

Y si esto no se mantiene, nos podemos encontrar en un futuro no muy lejano en el que los vecinos de este pueblo no se diferencien demasiado del prototipo habitante de cualquier gran ciudad y que en un día de San Roque del dos mil y pico, se oigan en una familia cualquiera de estas frases:

– El padre al hijo único: Niño, apaga el vídeo -juego que tenemos que ver la misa por la tele, que hoy es el día de fiesta de nuestro pueblo.

– La madre a los dos: Vamos a ver, hoy tenemos comida especial, he descongelado unos productos preparados que deben de estar para chuparse los dedos; ayúdenme a poner la mesa porque yo sola no puedo, estoy tan cansada que me voy a tener que tomar otras dos pastillas para levantarme el ánimo.

– El niño: Estoy harto de todo esto, no me dejan salir a la calle por la contaminación, no me dejan jugar con la tele, me voy al cuarto a comunicarme con mis amigos por el ordenador.

Espero que todo esto sea de ficción y que aunque pasen muchos años se puedan celebrar las fiestas populares todos juntos y en la calle como hasta ahora.

Categorías: Pregones de Tinajo | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: